Denuncia arquitecto plagio ante la UNESCO

El poeta y político senegalés Léopold Sédar Senghor (1906-2001) anunció en 1966 su sueño de construir el Museo de las Civilizaciones Negras, en Dakar, con la idea de revalorar estas culturas justo en frente de la isla de donde zarpaban hacia América y Europa los barcos llenos de esclavos.

En 1972, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez presentó al mandatario africano un proyecto que lo convenció: un edificio circular, que evocaba a un caracol, con techumbre de cobre y salas para albergar unas 26 mil piezas de arte y objetos históricos que mostrarían la riqueza de esta cultura. Hoy, esta iniciativa enfrenta la amenaza del plagio.

El proyectista mexicano de 92 años de edad denunció recientemente a la UNESCO, organismo internacional que apoyó financieramente el proyecto del museo que no pudo concretarse por la muerte de Sédar Senghor y por las constantes crisis económicas en África, que el senegalés Pierre Goudiaby ha retomado su concepto museográfico y pretende adaptarlo a un edificio circular que presentó para un estadio de futbol en Medio Oriente.

“Yo no estoy haciendo ninguna reclamación más que mis derechos de autor y que sea reconocido allá”, comenta en entrevista el autor de edificios emblemáticos de la arquitectura mexicana del siglo XX, como el Museo Nacional de Antropología y el Estadio Azteca. “El plagio está reconocido por el mismo arquitecto senegalés, pues ha dicho que sabía que el proyecto original era de un arquitecto mexicano”.

El miembro del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República explica, frente a la maqueta y los planos originales del Museo de las Civilizaciones Negras que aún conserva, que envió una carta con información detallada sobre el proyecto a la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, quien la recibió el pasado 16 de agosto, en la que reporta esta “situación irregular” y solicita su intervención diplomática ante las autoridades senegalesas para que revise el caso.

Señala que ésta es la primera ocasión que enfrenta un intento de plagio. “Es normal en un cambio de gobierno. Pero estamos a tiempo de rectificar este error, pues aún no ha comenzado la construcción del inmueble.”

El egresado de la UNAM cuenta que este proyecto guarda un lugar especial en su carrera, pues lo trabajó durante muchos años. “Se presentó dos veces en México: la primera en el Museo Nacional de Antropología, en 1975, con la presencia de los presidentes Luis Echeverría y Sédar Senghor; y la segunda en el Palacio de Bellas Artes, en 1979. El gran poeta de la Negritud dijo que quería algo parecido a nuestro museo de antropología.”

El autor de la nueva Basílica de Guadalupe hace pública al gobierno senegalés su disponibilidad al diálogo y a colaborar para acondicionar el proyecto presentado por Goudiaby a los nuevos requerimientos museológicos, las nuevas tecnologías y las necesidades del país.

Fue el museógrafo senegalés Ery Cámara, quien ha estado ligado al proyecto desde 1975, ya que fue becado a México para estudiar la carrera de Restauración y Museología, y luego integrar el personal del museo, quien descubrió el plagio en un viaje que hizo a su país natal en diciembre.

Narra que en 2003, el actual presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, lo contactó y le manifestó su deseo de reactivar el proyecto. “Me recibió y le comuniqué que el proyecto de Ramírez Vázquez seguía vigente. Posteriormente le entregué, con la autorización del arquitecto, el proyecto y los planes originales, pero ya no tuvimos comunicación hasta que me presentó al arquitecto senegalés, quien no tiene la menor idea de lo que es un museo.”

Dice que el año pasado encontró en una tesis de quien fuera el director del Museo Dinámico, quien guardaba alguna de las piezas de esta colección y el proyecto de Ramírez Vázquez, un plano de éste adjudicado a Pierre Goudiaby. Por esta razón se realizó la denuncia ante la UNESCO.

“Me gustaría esperar que realmente haya una rectificación y que se permitiera el desarrollo del proyecto mexicano.”

Se pierde acervo

Ery Cámara evoca que el sueño del poeta Léopold Sédar Senghor no sólo incluía el Museo de las Civilizaciones Negras, sino que era todo un proyecto urbanístico que contemplaba construir a lo largo de la costa un museo, una biblioteca y los archivos del país, para conectarlos con la aldea de los artesanos y la universidad.

“Él quería edificar un campo cultural frente al océano Atlántico. Que la cultura recibiera al viajero. Por eso es importante que se respete el proyecto de Ramírez Vázquez, porque guarda todas las cualidades del consenso de la UNESCO y de presidente-poeta”, añade.

“Me parece vital que este museo tenga vida, porque de lo contrario la cultura está en manos irresponsables que desvirtúan sus cualidades e interrumpen la memoria colectiva que, a través de estos objetos, se ha podido regenerar”, agrega.

Cámara comenta que de las 26 mil piezas que existían en 1966, cuando se anunció el museo, actualmente se hablan de sólo nueve mil objetos. “De realizarse el museo, se debe restaurar la mayoría de este patrimonio, pues está en malas condiciones”, dice.

Informa que la carta de denuncia y la documentación del proyecto fue enviado, además de la UNESCO, al presidente senegalés Wade, al ministerio de Cultura de este país africano y a Patricia Espinosa, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

“Quiero que se ponga la mira en un acto ilícito. Sería un mal cimiento de este museo”, concluye.

Excelsior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: