La Tierra presenció el choque de dos lunas hace 4.400 millones de años

Un grupo de científicos de la Universidad de Berna (Suiza) defienden la teoría de que la Luna tuvo, hace más de 4.400 millones de años, una compañera que también giraba alrededor de la Tierra y que acabó fundiéndose lentamente con el satélite tras una colisión.

Esta teoría, publicada en la revista Nature, defiende que el choque entre los dos satélites de la Tierra se habría producido a una velocidad muy lenta y el material del cuerpo desaparecido habría acabado fusionándose con el hemisferio lunar oculto, el que no es visible desde la Tierra.

Sin embargo, estos últimos datos estarían pendientes de confirmación, pendientes de que, en los próximos meses, se den a conocer los resultados de dos misiones de la NASA en la Luna y que avalarían esta tesis.

Según ha explicado uno de los astrónomos responsables de la teoría, Martin Jutzi, la luna menor habría entrado en rumbo de colisión con su hermana mayor y habrían acabado impactando a una velocidad de 2,4 kilómetros por segundo, menor que la velocidad a la cual el sonido atraviesa una roca.

Jutzi resalta que esa lentitud, considerable si se tiene en cuenta la velocidad a la que suceden los impactos en el espacio, explica que no se produjera un derretimiento. Así, señala que en el momento de la colisión, la luna mayor habría tenido en su superficie un “océano de magma” solo protegido por una fina capa sólida. “Como consecuencia del impacto, la corteza de la Luna se habría endurecido y el magma subyacente se habría redistribuido hacia la cara visible”, apunta.

En este sentido, destaca que es una idea respaldada por las observaciones de la nave espacial de la Nasa Lunar Prospector.

Contrastes entre la cara visible y la oculta de la Luna

Los científicos llevan décadas intentado comprender por qué el lado de la Luna que es visible desde la Tierra tiene una superficie relativamente plana en comparación con la gran cantidad de cráteres y montañas de más de 3.000 metros de altura del lado oculto.

La cara visible de la Luna está dominada por llanuras de lava de baja altitud, mientras que su lado más lejano está formado por tierras altas. Pero el contraste es más grande como más profundo se mire. La corteza en el lado oscuro es de 50 kilómetros más gruesa que en el lado cercano. La cara visible es también más rica en potasio (K), elementos, fósforo (P), y elemendos raros en la Tierra (REE). Estos són los componentes conocidos como KREEP que forman la corteza lunar.

Entre los estudios existentes se baraja que la causa es la fuerza que ejercía la Tierra sobre el océano de rocas líquidas que en el pasado flotaba bajo la corteza lunar. También existen trabajos que apuntan a que, hace 4.000 millones de años, un protoplaneta del tamaño de Marte impactó contra la Tierra y que el material desprendido por el choque se fusionó dando forma al satélite.

Por otra parte, esta teoría también contestaría a la pregunta sobre por qué la Tierra es el único planeta del sistema solar que tiene una sola luna. Mientras que Venus y Mercurio no tienen lunas, Marte tiene dos, Saturno y Júpiter tienen más de 60 cada uno y Plutón tiene cuatro lunas.

Uno de los científicos que han realizado el estudio, Erik Asphaug, cree que, “Por definición, una gran colisión se produce en un solo lado”, dice, “y si un planeta o un atro se derrite, se crea una asimetría”.

La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: