Padece el DF caos por las obras de vialidad

En la ciudad de México, los automovilistas y usuarios de transporte público cada día deben sortear cierres viales por la construcción de megaobras que abarcan los cuatro puntos cardinales y, por lo menos, se prolongarán hasta que concluya este año.

Así, miles de personas enfrentan la reducción de carriles y un avance lento, principalmente, en las llamadas “horas pico”.

A la lista de desvíos se suma el que ocurrirá mañana por la noche, cuando se reduzcan los carriles de circulación sobre calzada de Tlalpan, en el tramo de Eje 7-A Sur Emiliano Zapata a la calle Nevado, debido a la construcción de una pasarela de conexión entre la línea 12 del Metro con la 2 que va de Taxqueña a Cuatro Caminos.

En los próximos seis meses los automovilistas circularán, por las mañanas, en tres de los cinco carriles que hay por sentido, mientras que de las 22:00 a las 05:00 horas sólo lo harán en dos.

Debido a la construcción de la Línea Dorada, hay reducciones de carriles y desvíos a la circulación a lo largo del trazo que va desde avenida Tláhuac, luego en calzada Ermita Iztapalapa y posteriormente en el Eje 8 Sur Popocatepétl y continuar por Félix Cuevas hasta avenida Insurgentes.

Hace una semana, para reforzar los trabajos en la zona conocida como Atlalilco, se iniciaron cierres viales en Eje 3 Oriente en su cruce con calzada Ermita Iztapalapa, lo cual implicó que quienes se dirigen hacia el sur deben compartir los carriles de circulación con quienes lo hacen hacia al norte, es decir, en tres carriles circulan ambos sentidos.

De las 5:30 a las 12:00 horas dos carriles van hacia el Circuito Interior y uno hacia el sur. De las 12:00 a las 5:30 horas, será a la inversa.

Estos cierres viales han provocado caos vial que se prolonga por los cortes a la circulación que hay sobre Ermita Iztapalapa hasta la altura de avenida Tláhuac. Ahí se construye el cajón subterráneo que conectará el túnel con el tramo elevado de la Línea Dorada.

El director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, ha señalado en diversas ocasiones que los cierres viales que se han aplicado buscan disminuir en la medida de lo posible las molestias a los automovilistas.

Acotan el Periférico

En Periférico, donde se construye el Segundo Piso de cuota, quienes circulan enfrentan cierre de los carriles centrales por las noches y reducción en la carpeta de rodamiento, sin eliminar carriles, por las mañanas.

Con el arranque en la construcción de los tramos sur y norte de la vía elevada, las autoridades capitalinas han establecido una serie de medidas para evitar el cierre por completo de las arterias.

Así, el proceso constructivo del Segundo Piso de Periférico, de Toreo a San Antonio, tiene abiertos dos frentes. El primero se localiza en la delegación Miguel Hidalgo, de calle Ingenieros Militares a Paseo de Las Palmas.

El segundo se ubica ya en territorio de la delegación Álvaro Obregón, de Viaducto a la calle 10.

En el tramo norte está pendiente por arrancar el frente de obra correspondiente de Paseo de las Palmas a la avenida Alencastre.

En el tramo sur, el tramo que ocupa carriles centrales va de Camino Santa Teresa a Boulevard de la Luz. En esta zona hace dos días se presentó un problema con una grúa que se descompuso y no pudo ser retirada a la hora prevista porque la empresa no contaba con las refacciones necesarias, reportó la Secretaría de Obras capitalina. Esto afectó a miles de automovilistas.

En la zona de San Jerónimo, a la altura de la avenida Luis Cabrera, los automovilistas también enfrentan reducciones de carriles por la construcción del distribuidor vial que forma parte de la Supervía Sur-Poniente.

Más cierres en el poniente

En avenida Insurgentes Sur, a la altura del Centro Cultural Universitario, hay reducción de un carril por la construcción de lo que será la segunda estación de la línea 1 del Metrobús en el campus universitario.

En Polanco está el cierre de carriles centrales en Ejército Nacional para construir un paso a desnivel, que se hará por etapas para disminuir afectaciones. Los trabajos durarán 10 meses.

En la zona de Cuajimalpa, la Secretaría de Obras capitalina lleva a cabo los trabajos de reencarpetado y ampliación de dos a tres carriles de la carretera federal México-Toluca, que reporta un avance de 42%, pero implica afectaciones viales en ambos sentidos.

Ahí, a la altura de Carlos Echánove, se edifica un paso a desnivel que mantiene cerrada la circulación local de Santa Fe hacia la zona de Cuajimalpa.

El Universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: