El Vaticano ofreció a anglicanos construirles una diócesis especial

John Broadhurst, uno de los cinco obispos anglicanos -tres en activo y dos jubilados- cuya conversión al catolicismo apostólico romano se anunció oficialmente el lunes, justifica su decisión por la oferta que les hizo el Papa.

Así lo declara hoy a The Times el obispo de Fulham, cuya esposa, Judy, y tres de sus cuatro hijos adultos se convertirán al mismo tiempo que él a la fe de Roma.

“La gente dirá que todo tiene que ver con (la votación anglicana a favor de) la consagración episcopal de mujeres. Ése es el trasfondo, pero en realidad tiene que ver con una oferta del Papa que sentíamos no poder rechazar”, explica Broadhurst.

La oferta se refiere a la creación de un ordinariato especial, una estructura canónica similar a una diócesis, pero sin fronteras geográficas precisas, para acoger a los nuevos conversos procedente de filas anglicanas.

Broadhurst predice que miles de seglares van a pasarse a la fe de Roma: “Hay mucha gente interesada. Algunos dicen que van a esperar a ver qué pasa. Lo entiendo. Si uno es un clérigo al frente de una parroquia y con una esposa e hijos, es algo que puede resultar preocupante. Pero sospecho que pese a todo miles, no cientos, de seglares van a pasarse”.

Según el obispo de Broadhurse se intentó todo para negociar dentro de la Iglesia de Inglaterra una estructura aparte para los tradicionalistas cuando comenzó a vislumbrarse la consagración episcopal de mujeres, pero al final fue Roma quien ofreció una solución cuando aquéllos pidieron ayuda a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“La Iglesia católica va a darme espacio para vivir con dignidad. Explicamos a la Iglesia de Inglaterra lo que queríamos, pero lo rehusaron. Dijeron que ellos no eran católicos”.

“Yo me identifico con el caballero de “El Monty Python y el Santo Grial. Cuando le amputan brazos y piernas, dice “Ven que mato a mordiscos”. No tiene sentido dar una batalla que no vamos a ganar”, reconoce el primado británico.

Aproximadamente un millar de las 13 mil parroquias de la Iglesia de Inglaterra han votado contra la ordenación de mujeres como sacerdotes y más de 360 quieren depender de un “obispo volante” (un obispo varón que se encargará de quienes no acepten la presencia de una mujer al frente de su diócesis).

Potencialmente, cualquiera de esas parroquias podría optar al ordenariato ofrecido por el Vaticano cuando se consagren a mujeres obispos.

Dado que la Iglesia católica no ofrece estipendios ni viviendas a los nuevos conversos, muchos esperarán a ver cómo evolucionan las cosas antes de tomar una decisión, señala el periódico.

La propiedad legal de las parroquias cuyos titulares se pasen al Vaticano seguirá siendo de la Iglesia de Inglaterra, pero para todo lo demás se considerarán católicas.

Excelsior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: