Rechaza México las presiones del gobierno de facto

El gobierno de facto de Roberto Micheletti en Honduras anunció que
no recibirá de vuelta a los embajadores de México, España, Argentina y
Venezuela, salvo que sus respectivos gobiernos negocien “el
restablecimiento” de las relaciones diplomáticas.

El Ministerio
de Exteriores del gobierno golpista, en un comunicado leído en los
medios, reaccionó a la decisión, el 23 de septiembre, de la
Organización de Estados Americanos y la Unión Europea de hacer volver a
sus embajadores a Honduras a fin de apoyar “sobre el terreno” una mesa
de diálogo.

“En el caso de aquellos países que unilateralmente
decidieron romper sus relaciones diplomáticas con Honduras o mantener
las mismas a nivel de embajadas concurrentes, situación de Argentina,
España, México y Venezuela, se hace saber que el gobierno no recibirá a
los agentes diplomáticos de tales países”, agrega.

“Salvo
continúa el comunicado que sus respectivos gobiernos procedan a
negociar con la cancillería de la república el restablecimiento de las
mismas”. Y agrega que “en el caso de los que optaron por mantener las
relaciones a nivel de misiones concurrentes, deberá solicitarse la
acreditación de los nuevos jefes de misión, en vista de que el
beneplácito expedido a sus anteriores jefes de misión ha sido retirado”.

En
respuesta, la Cancillería mexicana precisó anoche a través de un
comunicado que “el embajador de México en Honduras fue llamado a
consultas el pasado 29 de junio ante el rompimiento del orden
constitucional ocurrido en ese país. Sin embargo, se mantienen las
relaciones diplomáticas entre México y Honduras, las cuales se rigen
por la Convención de Viena de Relaciones Diplomáticas (CVRD) de la que
ambos Estados son parte”.

Por otra parte, la autoridad que
encabeza Roberto Micheletti según el comunicado dispone la restricción
de los privilegios propios de los agentes diplomáticos y “la retirada
con urgencia de los locales que ocupaban las embajadas los distintivos
y banderas que identificaban sus Estados”.

Al respecto, la
Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana “reitera que las
autoridades de facto de Honduras se encuentran obligadas a cumplir la Convención de Viena. Los locales diplomáticos son inviolables, y el
personal diplomático y consular goza de los privilegios e inmunidades
para el ejercicio de su función otorgados por el derecho internacional”.

Agrega
que, “tanto la embajada de México en Honduras como el consulado de
México en San Pedro Sula continúan operando con normalidad y tienen
instrucciones precisas de brindar atención y protección a los
nacionales mexicanos residentes en ese país que así lo requieran”.

Además,
la administración golpista de Micheletti dio un plazo “no mayor de diez
días” a Brasil para que defina el estatus del depuesto presidente
hondureño, Manuel Zelaya. “De no ser así nos veremos obligados a tomar
medidas adicionales”.

Además, pide al gobierno de Luiz Inácio
Lula da Silva que “inmediatamente tome medidas para asegurar que el
señor Zelaya quien se encuentra en la embajada brasileña como “huésped
oficial” desde el lunes deje de utilizar la protección que le ofrece la
misión diplomática de Brasil para instigar a la violencia en Honduras”.

Excelsior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: