Repararán emisor hasta que terminen las lluvias

La reparación del Emisor Poniente tendrá que
esperar a que termine la temporada de lluvias; mientras tanto, las
autoridades sólo colocarán muros de contención de costales y
tablaestacado, que es un material de fierro, para evitar nuevos
desbordamientos de las aguas negras en el estado de México.

El
director del Organismo Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) de la
Comisión Nacional del Agua (Conagua), Efrén Villalón, explicó que es
imposible reparar los ductos en este momento debido a que tendrían que
dejar de funcionar, y si se registran lluvias como las del pasado
domingo y lunes, el problema sería mayor.

Dijo que en la
inspección realizada para evaluar el tubo se identificaron daños
estructurales en dos de los 15 kilómetros del Emisor Poniente, y
fracturas en la parte baja del río Tlalnepantla.

En entrevista,
el funcionario reconoció que la situación es “muy complicada”. Lo ideal
sería construir un Emisor Poniente nuevo para evitar que se repitan
inundaciones como las que se registraron la noche del domingo, agregó.

La
razón es que el diseño de este ducto fue concebido exclusivamente para
el desalojo de agua de lluvia, por lo cual está hecho sólo de concreto
con un espesor de 50 centímetros, pero con los años se comenzó a
utilizar como conductor de las aguas negras procedentes de las colonias
del Distrito Federal, por lo que su deterioro se acentuó.

El
Emisor Poniente tiene capacidad para trasladar 30 metros cúbicos por
segundo, y con la lluvia registrada del domingo, ese volumen aumentó
hasta 50 metros cúbicos por segundo.

La presión generada por ese
incremento ocasionó una ruptura de casi 30 metros de largo del ducto
por los cuatro metros de diámetro que mide, “salió como una especie de
ola que dañó 40 manzanas y 2 mil hogares”, dijo Villalón.

El
funcionario comentó que parte de la solución temporal en el Emisor
Poniente es reducir su carga, por lo que ya se negocian con el Distrito
Federal para distribuir las aguas negras por el río de los Remedios y
el Gran Canal.

“La preocupación es que en la ciudad también hubo
problemas de sobrecarga en el Emisor Central (una de las razones que
ocasionaron los encharcamientos), por lo que no hemos podido enviar el
agua hacia allá”, aseguró.

El contrasentido

El
director del OCAVM, Efrén Villalón, informó que a pesar de la fuerte
lluvia del domingo, los niveles de las presas que forman el Sistema
Cutzamala continúan por debajo de lo normal.

Dijo que mientras en
la zona de Tlalnepantla y Atizapán, la lluvia fue de 110 mililitros
—cuando según las escalas con 50 mililitros ya se considera
precipitación fuerte—, en el área de las presas no se reportaron
lluvias.

En la presa Villa Victoria se presentaron ligeras
lluvias de 2 mililitros, pero en Valle de Bravo y la presa El Bosque la
precipitación “fue de cero”.

EL UNIVERSAL 09/09/09

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: